ALCALDÍA LOCAL DE BOSA Alcaldía Mayor de Bogotá D.C.

Usted está aquí

EN BOSA SE VALE SOÑAR

A los 19 años Jhon Fredy Jiménez decidió hacer de la calle, los puentes y potreros, su casa; el consumo de drogas su pasatiempo. Durmiendo en las calles sin tener claro cuál sería su futuro… En la calle no se sabe qué pasará al siguiente día. 

Este estilo de vida opaca sueños y esperanzas, hace difusos los proyectos; pero Jhon Fredy se aferraba a los suyos. En sus sueños pedía a Dios que su vida cambiara, lograr que alguien lo ayudara se convertía en su única ilusión; obtener un trabajo estable que le permitiera cambiar sus condiciones económicas, sociales y familiares era su meta.

Para un habitante de la calle los días pasan en medio del rebusque, las drogas, la basura y la incertidumbre; pero Jhon quería que su realidad fuera distinta, consciente de sus difíciles condiciones y teniendo claro que su vida no debería terminar de esa forma.

Un día mientras este joven estaba reciclando frente a una ferretería de la localidad de Bosa, el dueño se quedó mirándolo y pensó en cómo ayudarlo; como si Dios hubiera escuchado las plegarías de Jhon, la vida decidió darle una oportunidad, Andrés Cifuentes comerciante del sector tomó la decisión de hablarle y ofrecerle un trabajo: “Tremendo llegar uno a ese punto de buscar comida en la basura de los demás”, pensó.

Sin pensarlo dos veces Jhon Fredy dijo que sí; con los miedos propios de esta situación Andrés decidió jugársela por este joven con ilusiones. A partir de ese día todo cambió, como si la tormenta hubiera pasado Jhon comenzó a recuperar todo lo que un día perdió, su familia e hijos volvieron cargados de amor, sonrisas y abrazos.

“Es un excelente empleado, honesto, trabajador, ama a su familia, eso me gusta” señalo el propietario de la ferretería. La vida y Dios le dieron una oportunidad y él supo aprovechar. Todos los días vemos como niños, jóvenes y adultos se pierden en las calles, la humanidad requiere de personas solidarias con el interés de ayudar.

Hoy las cosas para Jhon Fredy han cambiado, las calles y las drogas son cosas del pasado; para él su hogar y su familia lo son todo y no los pondría en riesgo nuevamente, su voluntad de salir adelante es inquebrantable, si él pudo salir de ese mundo oscuro y perdido cualquier persona puede, se necesita de mucha voluntad, esfuerzo, pasión y amor, pero sobre todo se VALE SOÑAR.